Taller de herramientas

Conocéis ese momento en el que buscar una lija, tuerca, broca o cualquier herramienta de trabajo se vuelve en una autentica tortura? Pues ese problema en Villa Samore ya esta resuelto!! ahora incluso invito a las visitas a ver nuestro cuarto de herramientas! que ya ves, pobrecitos… bien poco les importará ver esa sala, pero oye a mi me da un gustito por el cuerpo ver todo tan ordenadito que hasta a la vecina la hago pasar por ahí para darle sal! jajajaja

En principio es una sala que hay en el sótano y que sólo estaba de paso para acceder a la bodega, sin ventanas y sin ningún provecho, hasta que se me ocurrió convertirlo en el cuarto de herramientas y a día de hoy me parece la estancia mejor aprovechada.

Primero elegí todos los módulos y estanterías necesarios para almacenar todo, imprescindible que fuera todo en madera y de buenísima calidad para aguantar el trote que nosotros le damos y el peso.  Navegando por la web de Astigarraga Kit Line, encontré todo lo necesario.

Importante era aprovechar todo el largo del cuarto para poner una mesa y como en esta casa somos dos bricomaniacos, cuanto mas larga mejor. Para ello, lo mejor son los caballetes, que además este modelo me permitía salvar el escalón del suelo elevando un caballete mas para que la mesa estuviese recta. Además su base te permite guardar cositas.

Tampoco podía falta una estantería alta de almacenaje, en este caso es la Evolution con 5 baldas regulables y un carro verdulero. Por supuesto las cajitas y cajoneras de madera vienen fenomenal para mantener todo en orden.

Para la pared frontal usamos unos somieres a modo de colgadores, junto con unos cuelgas y botes de Ikea quedó super práctico! Estos los uní entre si con cuerda de yute, ya que la propia tira del somier no iba a aguantar el peso.

En la pared trasera hemos puesto un tablón para apuntar lo que vamos necesitando junto con un revistero para ir guardando los catálogos y revistas de nuestras marcas de brico favoritas. Hemos usado un trozo de tablón blanco porque ese cuarto tiene las paredes con gotelé y escribir en el vinilo de pizarra iba a ser imposible….

Y por último en otro lateral decidimos poner unas estanterías con las triangle.

Como veis en la estantería inferior hemos atornillado las tapas de unos botes de cristal para meter tuercas y puntas. De esta forma las tenemos siempre visibles.

Tan sólo tenemos que hacer dos agujeros a las tapas y atornillar con un taladro a la madera. Damos la vuelta al tablón y enroscamos todos nuestros botes, no os encanta la idea? yo la vi por pinterest y me pareció genial!

¿ Que os parece? siento mucho la calidad de las fotos, pero la ausencia de ventanas y la luz artificial no ayudan, aunque esta sala es así, real como la vida misma, que no todo va a ser foto instagram no?

Y lo dicho, alguien en la sala necesita una pizca de sal??? 🙂

 

Entradas recomendadas

2 Comentarios

  1. Esta preciosa,quiero tener una así,gracias por compartir!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *