Reforma salon: Pared de ladrillo blanco envejecido

En cuanto vi esa pared de ladrillo en mi salón se me hicieron los ojos chirivitas, me encanta ese estilo rustico-industrial, aunque el color no me fascinaba sabía que la podíamos dejar preciosa.

Estuvimos mirando por internet como darle un aspecto envejecido pero actual a esa pared (como veis en el collage), hay muchas técnicas como cubrir superficialmente con cemento blanco en algunas zonas para crear ese aspecto descascarillado, pero la pega de esta técnica es que también cubre las ranuras que hay entre los ladrillos y nosotros no queríamos eso, además buscábamos un resultado mas blanco.

Así que probamos con pintura en una esquinita y esperamos a que secara para lijar un poco, el resultado nos gustó tanto que lo hicimos en toda la pared. Además de ser un proceso mucho mas rápido y limpio que con el cemento blanco, el resultado es mas luminoso.

Primero pintamos con una brocha fina las ranuras y después con rodillo pintamos mal, si si,  lo peor posible la pared entera, en unas partes insistimos mas y en otras mucho menos, o incluso podéis no pintar. Nosotros volvimos a usar la misma pintura extra mate que para el resto del salón de Leroy Merlin, esta vez con una capa si que fue mas que suficiente, es una pintura maravillosa que coge muy bien y seca super rápido.

Hasta finalmente dejarla casi blanca, en la foto no se aprecia bien porque una foto a un fondo blanco es difícil de captar, pero esta peor pintada de lo que parece. 🙂

Con una lija de grano gordo pasamos a lijar a nuestro gusto algunos bordes, esquinas y ladrillos para quitar la pintura y sacar su color real. Al ser una pintura tan buena cuesta un poco quitarla, así que hay que insistir un poquito y cambiar varias veces de lija.

No quisimos insistir mas porque el suelo lo vamos a poner en gris y creemos que quedaría mejor si predominase el color blanco, así que lo dejamos así para no pecar en el exceso.

La decoración estaba clara ya que aquí va nuestra pequeña oficina, al final donde mas vida haces es en el salón y queríamos tener aquí el ordenador para no encerrarnos en un dormitorio y mientras navegamos por Internet o contestamos algún email poder compartir momentos en familia.

Os gusta como la hemos dejado, o preferís la pared antigua? vosotras que hubierais hecho?

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *