Habitación infantil: láminas decorativas

Al mismo tiempo que nosotros hemos recuperado nuestro espacio al haberse «mudado» Olivia al dormitorio con Mateo, ellos también han ganado su dormitorio compartido.

Cuando hicimos la primera decoración de la habitación de Mateo antes de nacer en nuestra primera casa escogimos colores tierra y crudo y ya en la casa actual colores, gris, negro y mint…… yo no quería para nada que la decoración de la habitación se determinara por el sexo del niño, prefiero que con el paso del tiempo ellos mismos escojan sus colores favoritos y no los que la sociedad nos impone….

Un dormitorio mixto, para un niño y una niña puede ser precioso y neutro. Tenemos una gama de colores super amplia para que la habitación sea unisex sin tener que pecar en los clichés del azul para niños y rosa para las niñas….

Podiamos haberla dejado como estaba perfectamente, porque la decoración anterior como ya os he dicho era totalmente adapatable a un dormitorio mixto, pero como deco lover que soy… queria cambiar! jajaja no tenemos remedio!!

Además esta re-decoración la quisimos hacer en 48 horas, pues dejamos a los niños con los abuelos todo el finde, para que fuera sorpresa cuando volvieran a casa, nos dimos una paliza impresionante, pero mereció la pena.

Lo primero que hicimos fue pintar paredes y quitar las montañas y cruces de las paredes.

La pintura que escogimos una vez más fue la de Montó, ya os conté cuando hice el post del pasillo que nos resultó fenomenal.

Además al ser lavable y anti moho me parece mucho mas que perfecto para el dormitorio de los niños. Es muy cubriente y con dos manos fue suficiente para tapar el dibujo de las montañas.

Nosotros siempre usamos brocha y rodillo pequeño para los bordes y esquinas y rodillo de pelo grande para el resto de pared. Otro consejo que os puedo dar es que os hagáis con una sabana vieja extra grande para cubrir el suelo y que podáis reutilizar siempre que lo necesitéis, es mas fácil de guardar para otras ocasiones, mas económico, no se rompe y evitamos los plásticos ayudando un poco mas al medio ambiente.

Con la pared completamente seca, montamos la litera, aunque mas bien es una cama alta, porque la zona de abajo te viene libre para que pongas lo que quieras, un sofa, escritorio…. nosotros queríamos reutilizar la camita anterior de Mateo que encajaba perfectamente y con idea a que cuando nos pidan separarse, que lo acabarán pidiendo cuando sean mas mayores…. que en esa zona se pueda poner el escritorio para estudio.

Nos costó bastante montarla, no os voy a engañar, pues entre dos personas se complica bastante la cosa cuando empieza a coger altura… y en un dormitorio con medidas reducidas lo pasamos un poco «canutas» pero el papi se quedó hasta las 2 de la mañana con lo últimos remates…

Lo siguiente que hicimos fue empapelar la pared opuesta con un papel muy bonito que encontré por Amazon. Me pareció precioso en cuanto lo vi y los colores no podían ser mas bonitos, tenian justo las tonalidades que yo quería para el dormitorio, nada estridentes ni llamativas….

La pega de este papel es que no tiene el pegamento incluido en el mismo papel lo que supone que tienes que comprarlo e impregnarlo bien en su trasera antes de colocar. Además el papel en vez de venir en tiras verticales viene en tiras horizontales lo que hace un poco mas complicada su colocación… pero con paciencia y maña nada se nos resiste!! 🙂

Para el pegamento escogimos este lote de adhesivos de la marca Bostik y la verdad que nos funcionó muy bien, sólo nos hizo falta la cantidad que veis en la foto para cubrir toda una pared de casi 6m2.

Aunque el resultado final, me lo guardo para cuando tenga el dormitorio terminado! me faltan un par de retoques y los textiles… pero de momento os hago esperar un poquito mas 😉

Lo que si os voy a enseñar hoy es el hueco que queda entre la litera y el armario, es ahí donde pusimos un banco precioso de Astigarraga Kit Line para guardar los juguetes y que todo quede aparentemente recogido….

En stories destacados de mi instragram (peques room) tenéis toda la odisea de ese fin de semana, ahí también podéis ver como «maltratamos» este banco para darle aspecto de viejo y como con una cera le dimos ese color tan bonito.

Alguna vez habéis querido achuchar a un cuadro?? jajaja yo es lo que quiero hacer cada vez que entro al dormitorio… no me digais que estas láminas de Posterlounge no son lo mas bonito que habéis visto?? sus caritas y colores me parecen lo mas entrañable que he visto…

Yo escogí, la del zorito, oso, conejito y reno y lo mejor de todo es que también puedes comprar el marco para que ya te venga montado y listo para colgar, yo me decidí por el marco LOFT negro.

Me parece la decoración perfecta para ese rincón, además los marcos negros destacan con la madera y le dan un punto de personalidad a esa pared que por su tamaño podía quedar olvidada, pero ya no pasará desapercibida….

No puedo estar mas contenta con que compartan habitación, yo lo he hecho siempre, hasta que mis hermanos se independizaron y nunca senti la necesidad de tener mi habitación propia, aunque cuando mi hermana se levantaba para trabajar y me despertaba «sin querer»… ahí si sentía una imperiosa necesidad!! jajaja, pero que hermano mayor no hace esas cosas??

Me muero de ganas por terminar con el dormitorio y enseñároslo completito!! ya queda menos!!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *