Forrar un armario empotrado con vinilo

Hola chicas, primero de todo, perdonarme por no haber publicado este post la semana pasada como os prometí, pero nos faltaban unos detalles para terminar y me fue imposible. Pero ya tenéis aquí la entrada prometida sobre como he cambiado el aspecto de mi armario empotrado con vinilo y la diferencia entre pintar de blanco o forrar.

Si ya visteis el post anterior del armario del cuarto de Mateo, pudisteis comprobar la maravilla que se puede conseguir forrando con vinilo, pero os preguntareis y un armario empotrado?? también se puede? y si pinto de blanco quedará mejor?

Pues si, forrar un armario empotrado es exactamente igual, pero en nuestro caso nos hemos complicado un poco mas porque hemos dado la vuelta a las puertas. Por detrás eran lisas y nos gustaban mas, además para que podáis ver la diferencia entre pintar y forrar hemos pintado una puerta para que juzguéis por vosotros mismos. 😉

Ya nos vamos conociendo…. y sabéis lo que nos gusta el blanco y las formas lisas… por lo que este armario en incompatible con nuestro karma jajaja.

Nos pusimos a toquetearlo a ver que se podía hacer y descubrimos que la trasera era lisa y totalmente customizable, simplemente había que desmontar las puertas (que pesaban un quintal!) quitar los perfiles y ponerse manos a la obra.

El armario no era una tabla lisa continua, si no que estaba formado por tablones. Después de haber limpiado bien toda la superficie, cubrimos las ranuras con cinta para intentar que al poner el vinilo se notaran lo menos posible. Al igual que en el dormitorio del peque y conociendo ya la marca, volvimos a confiar en Lokoloko, su calidad nos encantó y cuando algo funciona bien mejor no cambiar.

También hemos quitado los perfiles de los bordes para un mejor resultado.

Por otro lado, la otra puerta la pintamos de blanco, que conste que nosotros somos muy fans de pintar de blanco los muebles, pero siempre que se pueda (el mueble tiene que ser liso) es un millón de veces mejor forrar con vinilo. Su acabado es una imitación del lacado casi igualita.

Como veis las juntas entre tablas no se cubren y algunas rajas acumulan el exceso de pintura, lo que hace un efecto poco bonito. Tampoco conseguimos cubrir las grietas de la madera. Esto para un efecto antiguo recuperado queda bien, pero nosotros queremos dar una imagen un poco mas moderna y nueva a la casa.

Tanto los perfiles, como las raíles, los hemos pintado con spray chalk blanco y hemos barnizado con un esmalte incoloro.

Como veis la diferencia es asombrosa, la puerta de derecha con vinilo y la de la izquierda pintada. Nosotros por descontado nos quedamos con las puertas forradas de vinilo.

El interior de momento se queda así, no descartamos cambiarlo en un futuro….. pero eso lleva muchas horas y todavía mi agenda esta repleta de otras muchas tareas.

Ya tengo nuevo armario con espejo favorito!!! 🙂

Espero que os sirva de ayuda para todas aquellas que me preguntáis si merece la pena o si queda bien, desde luego que si no quedara así de bien, no habría hecho ni post. Muchas veces probamos algunas cosas que si no funcionan bien o no nos gusta, no lo sacamos por aquí, o buscamos y buscamos hasta dar con la clave, porque siempre imagino que habrá gente como nosotros buscando la solución deco para su hogar y me encanta dar con la solución y enseñarlo por aquí, con que ayudemos a una persona ya ha merecido la pena el trabajo!

Un besazo muy grande y cualquier duda, ya sabéis donde estoy! 🙂

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *