DIY: Revistero Macramé

Ya me tenéis de nuevo por aquí y con lo que mas os gusta, un DIY cargado de imaginación y diseño. De vez en cuando me gusta crear objetos decorativos pero útiles para mi casa, me hacía falta un revistero para las tardes de lectura en la chimenea y como siempre, confié en mi tienda de bricolaje favorita. (Si no os atrevéis siempre podéis otro tipo de revisteros de macramé que tenemos a la venta en Fruto Samore)

Una vez en casa con todos los materiales, solo faltaba ponerse a ello, tenía muchas ganas, porque entre pedidos de mantas, alfombras y cojines habían pasado ya varios meses sin coger una sierra o martillo y ya necesitaba yo algo de caña bricomaniaca! 😉

Os detallo a continuación que materiales necesitamos: (todo el material lo podéis encontrar en Leroy Merlin)

4 varillas de madera de 18mm (largo 1 metro

2 rollos de cuerda  (25 metros cada uno)

4 Tes, 4 codos y 8 tapones de cobre

Pegamento (a ser posible uno instantáneo para que el montaje sea mas sencillo)

Sierra y tijeras

Empezamos cortando las varillas, tendremos que hacer 10 cortes de 20cm, 2 cortes de 40cm y 2 cortes de 25cm. Pegamos todas las piezas de cobre a la madera y empezamos a montar la estructura como veis en las fotos.

Con la estructura montada y seca ya podemos empezar a «tejer» nuestro macramé. Empezaremos cortando 10 cuerdas de 2,20cm que anudaremos a su mitad con un nudo alondra a uno de los extremos superiores del revistero.

En grupos de 4 cuerdas haremos nudos llanos. Nos tienen que salir 5 en total.

En la siguiente fila, tendremos que apartar las dos primeras y dos últimas cuerdas y nuevamente en grupos de 4 cuerdas repetiremos el nudo llano.

Y en la tercera fila volvemos a coger todas las cuerdas y repetimos el proceso de la primera fila, por lo que nuevamente nos vuelven a salir 5 nudos.

Cuando hayamos terminado nuestra malla (en total son 9 filas) tendremos que anudar todos los cabos a otra varilla de madera (las de 25cm) con el nudo ballestrinque. Intentaremos que de la última fila hecha con el nudo rizo hasta la varilla haya la misma distancia que hemos dejado al principio.

Repetimos todo este proceso con el otro extremo superior del revistero para así crear la maya del otro lado.

Fijamos con unas gotas de pegamento donde se crean los nudos para así evitar que con el peso de las revistas y el tiempo se puedan ir deshaciendo.

Anudamos un palo a otro de la misma forma con el nudo ballestrinque o festón. Cortamos los flecos a nuestro gusto y lo tendremos listo para almacenar nuestras revistas o libros favoritos.

Que os ha parecido?? pues si sois de Madrid estáis de suerte, porque gracias a Leroy Merlin voy a impartir el 13 de Diciembre a las 18:00h en Leroy Alcalá de Henares un taller para hacer este bonito revistero. Sólo tenéis que pinchar en este enlace y apuntaros!

Un beso enorme y espero veros a muchos el 13!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *