DIY: Disfraz de Japonés para Carnavales

Buenos días!!

El post de hoy llega un día antes de lo normal, pero he pensado que de esta forma las mamis o papis mas despistados y rezagados todavía estáis a tiempo de coger ideas con este disfraz y hacer algo parecido para vuestros peques, bueno eso y que la impaciencia de enseñároslo no me deja esperar ni un día más, esta mal que yo lo diga…. pero ha quedado tan bonito y ha salido tan gracioso Mateo…. que no aguantaba a publicarlo mañana.

Este año la temática de la guardería ha sido los países del mundo, cada 15 días «viajan» a un país nuevo y conocen y practican sus idiomas y costumbres. A los papis nos dijeron que podían ir de cualquier país, monumento, vestimenta, comida, algo significativo de la cultura del país elegido.

Ya sabéis de nuestra pasión por lo asiático, nuestra luna de miel fue en Japón y el primer viaje de Mateo en avión fue a Bali. Así que no podíamos elegir otro que Japón.

Antes de ponerme con la tijera y el dedal, me gusta inspirarme con imágenes y crearme un Moodboard. (últimamente utilizo mucho crearme tableros de inspiración para tener claro lo que quiero plasmar y conseguir)

Necesitaremos telas de tipo loneta, porque es mas gruesa y dará mas cuerpo a nuestro disfraz, en los estampados y colores que queráis, ahí tenéis mucho donde elegir y probar, también un metro de cordón de seda dorado para el fajin y unas bolas de madera, camiseta básica blanca, chanclas blancas, calcetines grises o negros y un gorro de paja o esto último, hacerlo vosotros mismos con una cartulina.

Empezaremos haciendo el Hakama, que es la «falda plisada» que llevan. Para ello recortaremos un rectángulo tomando como referencia un pantalón de vuestro peque. Como hay que hacer el plisado, no os quedéis cortos y que sea 4 veces el ancho del pantalón abierto.

Primero hacemos los dobladillos de los cuatro laterales y cogemos con alfileres los pliegues para poder planchar y coser con mayor facilidad.

Entre el pespunte del dobladillo y de los pliegues nos quedará con doble pespunte como en la foto. Cosemos unos corchetes en los extremos, os recomiendo coser a varias distancias para subir o bajar mas la falda.

Ahora pasamos a confeccionar el Kimono, esto nos llevará un poco mas de tiempo, pero es muy fácil porque estas prendas no son entalladas y simplemente son dos trozos de tela en forma de T unidas entre sí.

Como hemos hecho con la falda, tomaremos como medida una chaqueta o sudadera de nuestro hijo y cortaremos dos piezas en forma de T iguales. En la parte frontal haremos un corte y meteremos dobladillos teniendo en cuenta las medidas a ambos lados para que no quede mas ancho de un lado que de otro.

Para dar algo de color y antes de coser los dobladillos, pegaremos con Gütterman una tira de tela estampada al borde de la abertura de la chaqueta. Cosemos a medio centímetro por cada lado de la tira al kimono para que quede bien fijado.

Con la parte trasera del kimono meteremos los dobladillos de sólo las zonas que os he marcado con flechas.

Ahora pasamos a montar el kimono, para ello las uniremos las piezas confrontadas por su cara buena y coseremos solo las partes que he marcado con lineas. Sólo nos queda darle la vuelta y el Kimono estará hecho!

Toca el turno del fajín, con la misma tela que hemos decorado el kimono haremos un fajín de unos 20 cm de largo y colocaremos ojetes en ambos extremos para poder pasar el cordón de seda.

Encintaremos los extremos del cordón con celo para pasarlos por las bolas de madera.

Haremos un nudo para que la bola no caiga y desharemos el cordón para crear un efecto de borla.

Ya habremos terminado la parte principal del disfraz, con una camiseta básica, unos legging (para ponerle debajo del hakama) , unas chanclas y unos calcetines tendremos el disfraz completo.

Nosotros teníamos del viaje a Bali el sombrero tejido de paja, pero con una cartulina y goma elástica os quedará genial también.

Que os parece?? pues este disfraz relleno esta mucho mejor……. Por suerte ayer pude hacerle unas fotos muy bonitas a Mateo en el jardín porque hizo una tarde buenísima!! con esto y un cargamento de chuches la tarea fue fácil. 😉

No me digáis que no hay fotos que parece un autentico Japonés tomando su sake??

Y hasta aquí! ya paro, que no me quiero convertir en una mama-rollo con las fotos de su hijo! 😉 Con esta muestra ya os hacéis una idea de como ha quedado el disfraz, espero que os haya gustado, inspirado y que un poquito de baba con mi «Matepon» se os haya caído.

También podéis ver el disfraz de indio del año pasado, super fácil y vistoso!

Un beso enorme y mucha mucha inspiración!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *